Poly tube irrigation
Agricultores Ganaderos

Poliriego: qué es, ventajas, desventajas, métodos utilizados y beneficios al utilizar tubos plásticos

Uno de los aspectos más importantes que entra en juego dentro del proceso agrícola es el riego, no solo para mantener en buenas condiciones el terreno de cultivo, procurando su sustentabilidad en el tiempo, sino también para garantizar que los productos obtenidos sean de calidad. En esta oportunidad hablaremos sobre el poliriego, algunos métodos que se emplean para realizarlo y sus beneficios.

Para nadie es un secreto que realizar un riego adecuado es una labor que requiere de pericia y conocimiento, ya que no se trata de echar agua solo por hacerlo o en cantidades inadecuadas.

Si bien algunos agricultores consideran que el riego puede llegar a ser costoso y representar un proceso complicado de dominar, sobre todo cuando se tiene una gran extensión de superficie de cultivo, lo cierto es que hay alternativas como el poliriego que se pueden aplicar para facilitar las labores.

En este post encontrarás información sobre:

  • ¿Qué es el poliriego?
  • ¿Cuáles son las ventajas del poliriego?
  • ¿Qué hay de las desventajas?
  • Algunos métodos de poliriego que se emplean hoy
  • ¿Cómo ayuda el uso de tubos plásticos en el poliriego?
  • Algunos beneficios de utilizar politubos en el poliriego:
  • Opinión de los agricultores

Intentaremos responder a estas y otras preguntas en este artículo. No obstante, si tiene más preguntas sobre precios, capacidad, dónde comprar tubos de polietileno para riego o cualquier otra cosa relacionada, no dude en ponerse en contacto con nuestros expertos.

¿Qué es el poliriego?

Hasta hace unas décadas la única forma de mantener los cultivos hidratados era a través de baldes de agua que se transportaban por peso desde las fuentes de agua hasta el campo y, posteriormente por una red de sistemas de canales. Sin embargo, esto se ha ido transformando con el tiempo a medida que crecen las superficies agrícolas. Hoy en día son más los agricultores que deciden adoptar el método de poli-irrigación para que la tarea sea más rentable y beneficiosa para el cultivo.

El poliriego es el riego que se hace a través de surcos o zanjas que son cavados en la superficie del terreno y que suelen ubicarse entre las hileras de los cultivos en un campo.

A través de esos surcos los agricultores tienen la facilidad de hacer circular el agua, ya sea por fuerza de gravedad o por la presión propia del sistema, que rellenará el depósito del suelo. Lo bueno es que el flujo que llega a cada uno de los surcos se puede controlar de manera individual para así tener un mejor control del agua destinada al cultivo.

¿Cuáles son las ventajas del poliriego?

Una de las ventajas que más llama la atención de los agricultores es que el poliriego realmente puede llegar a ser una alternativa barata y de baja tecnología, por lo que su uso es especialmente adecuado para los cultivos de hileras en terrenos amplios como, por ejemplo, los de caña de azúcar, el algodón o el maíz. Asimismo, se puede emplear con gran éxito en cultivos hortícolas como los tomates y las frutas cítricas.

Los bajos costes de su implementación hacen del poliriego una excelente alternativa para países que están en vías de desarrollo y en regiones del mundo donde el riego por aspersión mecanizada no está disponible o porque, debido a las condiciones del terreno, es poco viable.

Otra ventaja es que el poliriego permite, de ser necesario, hacer un control manual del riego para así distribuir el agua en las partes donde el terreno lo necesite más.

Aunque hay quienes señalen que el método no es el más popular para obtener agua para los cultivos, lo cierto es que al ser económico y de baja tecnología sigue siendo uno de los más usados por millones de agricultores en el mundo.

Según datos ofrecidos por el Servicio Geológico de los Estados Unidos, en este país para el año 2000, un estimado de más de 29 millones de acres fueron irrigados por medio del riego por inundación, en comparación con aproximadamente 28 millones de acres irrigados por riego por aspersión.

¿Qué hay de las desventajas?

Como cualquier método que tiene sus puntos a favor y otros en contra, el poliriego no es la excepción. Entre algunas de sus desventajas se puede señalar el tiempo que se toma el agua en llegar de un extremo al otro, por ejemplo, en los cultivos de hileras. Esto implica que posiblemente el agua se infiltra durante más tiempo en el extremo superior del campo que en el fondo, ocasionando así un desequilibrio en la uniformidad de riego.

Cuando esto sucede, una de las recomendaciones es tratar de mejorar el rendimiento del riego a través del aumento de la velocidad a la que el agua se mueve durante su recorrido por lo largo y ancho del campo. Una de las maneras de lograrlo es aumentando los niveles de flujo del agua para que viaje más rápido, de esta manera el riego será más uniforme y se podrá reducir la cantidad de agua para poder completar la labor.

Otra desventaja del polieriego puede ser la necesidad de contar con mucha mano de obra para poder realizar las labores, ya que mover el equipo de riego por surcos, de un surco a otro, es una faena suficientemente agotadora para que lo haga un solo agricultor. Quizás esto genere un gasto adicional porque se necesitará contratar a más personal, sin embargo, es algo que debe sopesar cada agricultor para determinar si lo verá como un gasto o una inversión a corto y largo plazo.

Polyirrigation. Photo by Stefano Marinelli on Unsplash

Algunos métodos de poliriego que se emplean hoy

  • Nivelar los campos: se trata de una técnica que tiene como premisa valerse de la gravedad para poder transportar el agua por todo el terreno de cultivo y hacer que fluya de manera uniforme.

Los agricultores emplean equipos diseñados para nivelar terrenos como, por ejemplo, cuando se aplana el suelo para construir una cancha de tenis. Dependiendo de la naturaleza de los equipos utilizados, hay algunos que tienen la peculiaridad de ser guiados por rayos láser, permitiendo raspar la superficie para que quede lista y así poder iniciar las labores de plantación.

  • Inundar por oleadas: los agricultores que emplean esta técnica lo hacen para liberar cantidades específicas de agua, en momentos predefinidos, para evitar que se produzca una liberación excesiva del líquido que termine ocasionando escorrentías no deseadas, las cuales a su vez pueden comprometer la integridad del terreno y del cultivo en general.
  • Atrapar y reusar la escorrentía: cuando se realizan las labores de riego por inundaciones es usual que se pierda una gran cantidad del agua, ya que termina escurriéndose por la parte posterior y los bordes de los campos. Ante esta situación, los agricultores tienen la alternativa de atrapar la escorrentía a través de estanques para poder bombearla de regreso a la parte frontal del terreno, de esta manera se puede volver a usar para cuando toque el siguiente ciclo de riego.

¿Qué sucede cuando hay sequía?

No es un secreto que los cambios en el clima son cada vez más evidentes, sobre todo en algunas regiones del mundo donde las lluvias son cada vez más escasas, haciendo que los cultivos deban afrontar dificultades para poder prosperar de manera natural.

Al no contar con suficiente agua de lluvia, los cultivos se ven en aprietos y se les dificulta crecer y desarrollarse de manera óptima. Ante esto, los agricultores han tenido que replantearse la manera de ejecutar sus prácticas agrícolas para diseñar e implementar nuevas estrategias viables para potenciar sus cultivos y ofrecer productos de calidad, aún en tiempos de sequía.

Se han impulsado programas agrícolas para mejorar la conservación y el aprovechamiento de los recursos hídricos en beneficio de los cultivos en condiciones de sequía, pero muchos dependen de ciertas regulaciones legales que retrasan su avance. Por esta razón, los agricultores prefieren emplear otras herramientas adicionales para solucionar más rápido los problemas de sus granjas como, por ejemplo, el poliriego y otros sistemas de riego para mantener su rentabilidad.

Otra buena alternativa es emplear plásticos de acolchado, los cuales permiten ahorrar agua, así como obtener cosechas tempranas y con mejor apariencia. Sus efectos son favorables porque ayudan a conservar la humedad y los nutrientes de los suelos, conservar su estructura en contra de la erosión y aprovechar al máximo los abonos para que los cultivos rindan más, estén protegidos y se obtenga una mayor cantidad de productos sanos.

Los agricultores saben que este tipo de plásticos contribuyen a mantener la estructura del terreno y a disminuir los niveles de pérdida de agua de riego cuando se activa el proceso de evaporación.

Asimismo, hay quienes han combinado el uso de plásticos de acolchado con sistemas de riego más técnicos como los de goteo para economizar el agua.

Para más información, recomendamos leer nuestros artículos:

¿Cómo ayuda el uso de tubos plásticos en el poliriego?

Cuando se trata de poliriego, los agricultores suelen emplear tubos fabricados a base de polímeros plásticos que se colocan en los surcos cavados en el terreno a fin de permitir una mejor distribución del agua en toda la extensión del terreno que se va a regar.

Estos tubos plásticos que permiten una mejor distribución del agua y alcanzar un rendimiento óptimo en el campo son los politubos. Gracias a su variedad de tamaños y espesores, es posible elegir los que mejor se adapten a tus necesidades del terreno y del cultivo específico.

Además, su instalación es sencilla y las cualidades de estos tubos aportan la flexibilidad necesaria para ajustar el flujo de agua y la dirección que esta tomará para adaptarse a las necesidades de cultivo.

Algunos beneficios de utilizar politubos en el poliriego:

  • Permite ahorrar un 25% más de agua y energía al usar el líquido de manera eficiente.
  • Implica bajos costes iniciales, operativos y de mantenimiento.
  • Es fácil de instalar, mover y adaptar a los requerimientos del terreno.
  • Minimiza el trabajo manual.
  • Se puede emplear para potenciar diversos cultivos como: maíz, caña de azúcar, soja, arroz y algodón, entre otros.
  • Aumenta la rapidez en las labores de riego.
  • Hay una mejor distribución del agua a lo largo y ancho del terreno.
  • Hay una menor erosión del suelo y se eliminan menos productos químicos agrícolas.

Uno de los aspectos positivos de emplear este tipo de tubos plásticos flexibles es que se adaptan mejor y fácilmente a casi cualquier terreno, no requieren de estructuras permanentes o elaboradas y han permitido reducir el consumo de agua y energía en los campos alrededor del mundo.

Poly tube for irrigation

Poly tube for irrigation

Opinión de los agricultores

En la actualidad hay agricultores que se han dedicado a realizar algunas mejoras en cuanto a la técnica del poliriego con el fin de utilizar cada vez menos agua en sus cultivos.

Una de estas mejoras es la irrigación con válvula de compensación, la cual se coloca entre dos tramos de polipropileno. Se trata de una modificación simple del riego por surcos que se usa mayormente en los cultivos de algodón, caña de azúcar y maíz, la cual puede generar un impacto significativo en la lucha por la gestión del agua que cada vez se agudiza más.

Una muestra de esto se puede apreciar en las labores que están impulsando los agricultores del Valle Bajo del Río Grande, en Texas, Estados Unidos, donde a través de la organización Agricultural Water Efficiency (AWE) se ha demostrado que con el uso de esta válvula en el riego por oleada “se puede usar hasta un 52% menos agua que el riego por surcos, sobre todo en campos de caña de azúcar y un 28% menos en los de maíz. Dos estudios de algodón separados demostraron ahorros del 22% y del 31%”.

Sam Sparks, granjero de Texas, indica que es posible regar más terreno con menos agua y menos mano de obra, lo que les permite ahorrar dinero, hace que las labores sean más eficientes y se aumenta la productividad de los cultivos.

Por su parte, Tom McLemore, Gerente de Proyecto del distrito de riego de Harlingen, señala que cuando se hace el riego de manera tradicional a través de surcos, generalmente se emplean seis pulgadas de agua, en cada riego, por lo que con este nuevo sistema se espera reducir esa cantidad a tres o cuatro pulgadas.

“En los cultivos en hileras hemos visto un ahorro del 20 al 30% del agua aplicada, lo que es muy significativo porque en el Valle Bajo del Río Grande, la lluvia por sí sola no puede cubrir todas las necesidades de la agricultura, el agua adicional debe provenir de una o ambas fuentes finitas”. Para obtener más información sobre esta iniciativa recomendamos hacer clic aquí.

Si necesitas más información o quieres saber más sobre la opción de uso de politubos en tu cultivos, contacta a nuestro equipo que con gusto podremos orientarte.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.