Legal use of marijuana in LATAM. Photo by Ryan Lange on Unsplash
Agricultores

Cultivo legal de marihuana o cáñamo en Latinoamérica

El cultivo de marihuana siempre ha sido un tema controversial, sobre todo cuando se habla de su legalización, ya sea con fines recreativos o, como en la mayoría de los casos, para uso medicinal.

Hay quienes dicen que la planta de marihuana por sí sola no representa una amenaza para el ser humano, sin embargo, todo recae en los fines para los cuales se cultive y en el uso que se le dé.

Si bien en algunas regiones del mundo, como Europa y Norteamérica, ya se han tomado medidas para su legalización recreativa, más allá del uso medicinal, en Latinoamérica aún se están dando pequeños pasos. Es por ello que, en esta oportunidad, hablaremos sobre el cultivo legal de marihuana o cáñamo en Latinoamérica.

Latinoamérica pionera en legalizar la marihuana

Aunque muchos no lo sepan, un país latinoamericano fue el pionero en todo el mundo en legalizar la marihuana con fines recreativos. Se trata de Uruguay, quien en 2013 legalizó el consumo de marihuana a nivel nacional. En este país, las personas pueden encontrar el producto en las farmacias y comprar hasta 40 gramos al mes.

Solo dos compañías (Symbiosis e Iccorp) cuentan con licencia estatal y son las autorizadas para cultivar el cáñamo en el país con fines comerciales. Por su parte, sus residentes tienen permitido gestionar sus propios cultivos para uso personal, donde pueden cultivar hasta 480 gramos por persona al año, sin embargo, no pueden comercializarla en laboratorios.

El otro país que puede llevar a cabo un cultivo legal de marihuana en Latinoamérica es México, quien en junio de 2021 aprobó su legalización para uso recreativo, dejando anulada su prohibición de uso lúdico. En México las personas podrán sembrar, recolectar, transportar y distribuir el cáñamo, siempre que sea para uso personal, es decir, no se podrá comercializar.

 

Legal use_of_cannabis_in_latam

Legal use of cannabis in LATAM

 

Cultivo de marihuana solo para fines medicinales

Para el año 2016, Colombia dio el paso para la legalización de la marihuana medicinal, pero en noviembre de 2020 se discutió la posibilidad de que se legalizara para usos recreativos. Sin embargo, la Cámara de Representantes de esa nación guardó el proyecto y hasta ahora no ha habido novedad al respecto.

En Argentina, si bien en 2017 ya se había aprobado una ley para usar la marihuana de forma medicinal, en noviembre de 2020 se aprobó una nueva reglamentación que permite que las personas, que tengan algún padecimiento y necesiten usar la marihuana como complemento de algún tratamiento, puedan cultivarla en sus casas sin que exista penalización. Además, el Estado puede proveer marihuana de manera gratuita a estos pacientes.

Gracias a la nueva reglamentación, las empresas públicas y privadas podrán producir algunos derivados como el aceite de cáñamo, mientras que a la par se podrán impulsar nuevas investigaciones científicas que permitan demostrar que el uso de la marihuana es beneficioso y seguro para la salud.

Por su parte, Ecuador se unió en septiembre de 2019 a otros países que ya habían legalizado la marihuana para uso medicinal, mientras que en otras regiones como Paraguay, Perú, Puerto Rico y Chile (uno de los mayores productores de cannabis de la región) también existe la autorización de emplear la marihuana con propósitos medicinales.

En el caso puntual de Ecuador, la nación cuenta con grandes extensiones de tierra dedicadas a la plantación de flores como la rosa donde en la actualidad también se cultiva la marihuana.

Se trata de CannAndes una empresa que hoy ocupa una hectárea de la extensa plantación, de las nueve que el Ministerio de Agricultura y Ganadería le autorizó a la firma. Para conocer más sobre esta iniciativa y por qué al país se le reconoce por tener la primera finca de cultivo de cannabis legal de la región suramericana, ingresa aquí.

En Panamá, la Asamblea Nacional aprobó una ley en agosto de 2021 donde se regula el uso medicinal y terapéutico de la marihuana y sus derivados. Solo el Ministerio de Salud tendrá la potestad para consignar las licencias para su importación, adquisición y comercialización, prohibiendo así la venta dentro de la región de productos derivados del cáñamo medicinal, ya sea por internet o a domicilio.

Son muchos los países de la región que están en proceso de evolución con respecto a sus normativas y las medidas que piensan tomar en el futuro, mientras tanto el margen de mejoras continúa ampliándose.

Cultivo de marihuana ilegal

Si bien el cultivo legal de marihuana en Latinoamérica ha ido ganando terreno, sobre todo por su uso medicinal, aún es considerado por otros países de la región como algo ilegal. En países como Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Venezuela, Bolivia, El Salvador, Cuba, República Dominicana y Honduras su consumo está prohibido.

En el caso de Costa Rica, donde además de ser una sustancia prohibida legalmente, el cannabis, más allá de tomarse como algo delictivo, es visto como un problema de salud pública que debería afrontarse a través de métodos de rehabilitación y tratamientos que ayuden a evitar que las personas caigan en un estado de adicción.

Según información reflejada en el portal web de CNN en español, en Brasil, la Ley de Drogas castiga la posesión y consumo de drogas, por lo que desde el año 2015 se han realizado discusiones, desde la Corte Suprema, con el fin de despenalizar su porte y consumo personal, sin embargo, no ha habido mayores avances.

Sí hay que resaltar que, aunque el cannabis, cáñamo o marihuana medicinal no tiene un carácter legal en la región carioca, el cannabis sativa fue incluido en 2017 en la lista oficial de medicamentos por parte de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA), alegando que las sustancias de la planta están autorizadas, pero la planta como tal no.

 

Marijuana cultivation for medicinal purposes.

Marijuana cultivation for medicinal purposes. Photo by CRYSTALWEED cannabis on Unsplash

 

¿Cómo es visto el cannabis en países de Norteamérica y Europa?

Acá la perspectiva del cannabis es un poco distinta, ya que solo en Estados Unidos más de una docena de estados permiten su uso de forma recreativa, mientras que en unos 30 estados es legal para su uso medicinal.

Por ejemplo, una persona mayor de 21 años puede comprar legalmente marihuana medicinal en estados como Washington, Alaska, Colorado y Oregon, mientras que la marihuana recreativa se puede adquirir en estados como Illinois, Montana, Dakota del Sur, Arizona y New Jersey.

Por su parte, Canadá fue el segundo país de todo el mundo, después de Uruguay, en legalizar el cannabis para consumo personal recreativo. Aquí los mayores de edad pueden adquirir y compartir en público no más de 30 gramos de este producto.

La legislación les permite a los consumidores poder sembrar hasta cuatro plantas de marihuana en sus casas y preparar alimentos que lo contengan (siempre que sea para consumo personal).

Si bien los canadienses pueden plantar en sus casas, también pueden adquirir la marihuana a través de minoristas que están debidamente regulados y aprobados con una licencia federal, por lo que no cualquier persona puede comercializarla.

En el caso de países europeos como Portugal el escenario es muy distinto, ya que en este país no solo permiten el uso de marihuana para fines recreativos y medicinales, sino que, además se despenalizó de forma absoluta la posesión de todas las demás drogas, transformando de manera contundente la política del manejo de drogas en la nación.

En otros países como Alemania, Jamaica e Irlanda, se permite su uso con fines medicinales, mientras que en Australia las empresas pueden solicitar licencias con el objetivo de impulsar investigaciones científicas del uso del cannabis, al mismo tiempo que pueden cultivar y fabricar productos para ayudar con tratamientos médicos de pacientes que lo necesiten.

Colombia como caso de estudio en el cultivo de marihuana

Si bien en el país aún está en discusión la legalización del cannabis para fines recreativos, el cultivo de la planta avanza a pasos agigantados. Algunos de los factores principales son las condiciones climáticas y las cualidades de los terrenos de la zona que los hacen muy atractivos, sobre todo para las empresas extranjeras que están ávidas de encontrar otros países donde puedan cultivar sus plantas a un menor precio y con más facilidad, aumentando así sus niveles de producción.

En la actualidad Colombia se sitúa como uno de los principales productores y exportadores de marihuana en el mundo, básicamente porque su clima permite que los cultivos reciban al menos unas 12 horas continuas de sol durante todo el año, lo cual garantiza resultados de excelente calidad.

Aunado a esto, los terrenos y la mano de obra agrícola rural (que está habituada al trabajo de recolección de flores) son más económicos, por lo que no es de extrañar que empresas extranjeras hayan visto en este país un punto clave para impulsar sus operaciones de producción de cannabis medicinal.

Según información reflejada en el sitio web Expansión, Mat Youkee, editor del boletín informativo Colombia Cannabis Investor, señala que a los agricultores colombianos les cuesta mucho menos producir marihuana que a sus homólogos de Norteamérica y Europa, donde los productores tienen que invertir en invernaderos climatizados para combatir los duros inviernos.

Los colombianos pueden producir un gramo de flor seca por entre 0,50 y 0,80 dólares (0,44 y 0,71 euros), algo que en Canadá cuesta al menos dos dólares.

Entre las empresas extranjeras (Norteamérica y Canadá) que han ingresado a Colombia para cultivar cannabis están: Canopy Growth, Khiron Life Sciences, Northern Swan y Pharma Cielo. Para obtener mayor información sobre estas compañías, ingrese aquí.

Por su parte, las empresas colombianas que están marcando pauta en el escenario del cultivo legal de mariahuana son: Flora Growth, Allied Corp., Clever Leaves, One World Pharma, Khiron, Avicanna y Pharma Cielo Colombia Holdings. Para mayor información ingrese aquí.

 

Marijuana cultivation.

Marijuana cultivation. Photo by CRYSTALWEED cannabis on Unsplash

 

Posibles desventajas del cultivo legal de marihuana en latinoamérica

Descuido de los cultivos tradicionales para priorizar el de marihuana

Si bien el cultivo de cannabis puede convertir a Colombia en el proveedor del 40% de la marihuana mundial, esto puede acarrear algunas consecuencias. Por ejemplo, que muchos agricultores dejen de lado otros cultivos tradicionales como el café, las bananas o las flores cortadas, los cuales son de gran importancia para la economía del país, para dedicarse exclusivamente a la marihuana.

Ante esta posibilidad, los expertos de la industria sugieren que se avance con precaución y que, por sobre todas las cosas, se impulse el cultivo legal de marihuana sin descuidar los cultivos tradicionales.

Asimismo, resaltan la importancia de que más allá de ver al cannabis como uno de los cultivos con mayor crecimiento, que puede generar muchas ganancias, se haga lo posible por mantener las buenas prácticas agrícolas como controlar plagas en cultivos de cannabis, donde contar con un personal altamente calificado y especializado sea la prioridad, para así poder garantizar elevados niveles de producción y calidad.

La seguridad en el cultivo legal de marihuana

La seguridad es otro de los grandes desafíos en Colombia, básicamente por el historial que ha tenido el país con el tema de las drogas. Si bien Colombia es hoy un país mucho más seguro, hay quienes temen que el carácter lucrativo de la industria llame la atención de grupos criminales que busquen controlar su comercio, así como pasa con la cocaína.

Ante esto, algunas empresas como la Khiron Life Sciences transportan el producto a través de helicópteros para evitar transitar por las carreteras donde puedan encontrarse con estos grupos delictivos.

Sin duda el cultivo legal de cannabis en Latinoamérica, especialmente en Colombia, es un ejemplo de la oleada de inversión extranjera que aún está por llegar y de las medidas de precaución que se deben tomar.

Es una industria que se estima no parará de crecer gracias a la aceptación que ha tenido en pocos años en muchos países de Latinoamérica, Europa y Norteamérica. Las estimaciones para los próximos años parecen ser positivas.

Proyecciones de venta legal de la marihuana

Colombia es uno de los países que lleva la delantera en la producción de cannabis por lo que se estima que, para el año 2022, el potencial de ingreso de divisas por exportaciones de cannabis medicinal esté aproximadamente por los 245 millones de dólares al año y 8 mil millones de dólares para 2032, según informe de la consultora PxC Colombia.

Esto representa una excelente oportunidad para generar más empleos en el sector agrícola, ya que según Fedesarrollo, para el año 2030 se van a necesitar, en promedio, más de 26 mil trabajadores para ocuparse de las hectáreas de cannabis cultivadas. Sin duda es una buena muestra de los avances del cultivo legal de cannabis en Latinoamérica.

En el caso de México, de aprobarse la regulación del cultivo de cannabis por completo, es decir, para todos sus usos, se estima que en un primer año el valor del mercado nacional del cannabis medicinal llegue a los 5.000 millones de dólares.

Para obtener más información sobre esta y otras regiones de Latinoamérica, revisa la información reflejada en el sitio web Industria Cannabis.

En Estados Unidos, se espera que la industria del cannabis medicinal y recreativo registre, solo en ventas, unos 19.000 millones de dólares este año. Asimismo, se estima que el crecimiento del cultivo alcance los 24.000 millones a final de 2021, mientras que para el año 2025 se pronostica que las ventas superarán con creces los 45.000 millones de dólares, esto según datos proporcionados por Bethany Gómez, directora general de Brightfield Group, una compañía de análisis e investigación de mercado que se especializa en la industria del cannabis, a través de CNN en español.

Por su parte, Expansión, indica que según Grand View Research, una consultora de California, se espera que el mercado global del cannabis legal crezca un 24% anual en los seis próximos años, de los 13.800 millones de dólares actuales a 66.000 millones al final de 2025.

Llevar a cabo el cultivo legal de marihuana en Latinoamérica de manera industrial es todo un desafío, ya que, a pesar de su creciente popularidad, en donde incluso se llevan a cabo ferias de cannabis, hay quienes aún, tal vez por desconocimiento, consideran que es algo ilegal que no debería llevarse a la práctica.

Es importante informarse sobre el tema para así esclarecer algunas de las dudas más frecuentes que permitan comprender para qué sirve y cuáles son algunos de sus múltiples usos. Para ello, recomendamos leer nuestro artículo sobre producción de cáñamo.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.