Con o sin cubierta - árboles frutales
Agricultores Cubierta

Preguntas más frecuentes sobre la cobertura de árboles frutales

Son diversas las razones por las cuales los agricultores de todo el mundo se están inclinando cada vez más por el uso de plásticos para la cobertura de árboles frutales, una de ellas para poder proteger a sus cultivos de daños ambientales ocasionados, en gran medida, por el calentamiento global.

Los reportes de daños ocasionados por tormentas intensas, sequías extremas, inundaciones y hasta incendios, parecieran ir en aumento, situación que preocupa y mantiene en alerta a los productores agrícolas, no solo de las grandes regiones agrícolas como California, en Estados Unidos, Chile en Latinoamérica o España en el continente europeo, sino también en todos los rincones del mundo donde se han presentado variaciones extremas en el clima que han afectado negativamente la producción de alimentos.

Según Borja Devís, Ingeniero Agrónomo de la Universidad Politécnica de Valencia, España y responsable del área de la división de plásticos agrícolas del Grupo Armando Álvarez, principalmente de los mercados de Chile, Uruguay, Egipto, Italia y la costa oeste de Estados Unidos, es importante tomar en cuenta estos datos, que anualmente se reportan en los campos de todo el mundo, a fin de tomar medidas contundentes que ayuden a proteger los cultivos de árboles frutales y asegurar un desarrollo agrícola sustentable.

Principales árboles frutales cubiertos

Dentro de los árboles frutales que más han crecido en su producción se encuentran los de cerezas, pero también están los de uvas y kiwi, los cuales han presentado un incremento exponencial con el paso del tiempo.

Para tener una idea de cuán rápido ha sido el crecimiento y la importancia de estas frutas en el mundo agrícola, en los últimos veinte años las uvas y las cerezas han crecido un aproximado de entre 40% y 50% en términos de producción por millones de toneladas métricas, lo que representa una excelente y muy positiva cifra.

Por ejemplo, en Chile, el cultivo de cerezas ha sido un éxito gracias a los diferentes métodos de protección que se han implementado para preservar los niveles productivos y la calidad de la fruta, motivo por el cual Chile ha logrado destacarse como un productor y exportador de cerezas dulces de calidad.

Su estrategia ha sido implementar el modelo de los techos y túneles altos, los cuales tienen como objetivo el calentamiento solar y la ventilación pasiva, con un sistema de riego que se puede realizar a través del goteo, trabajo manual o mediante aspersores.

Los túneles altos permiten disminuir el riesgo de que los cultivos y los frutos resulten afectados por las heladas o que se presenten problemas de fecundación en períodos críticos como floración y cuaja de frutos.

¿Cuándo proteger los árboles de cereza?

Se debe considerar el factor de la temperatura, ya que existe una variación de dos o tres grados entre el interior y el exterior del túnel, por lo que es necesario que se analice muy bien en qué época del año se está para así establecer las regulaciones pertinentes, evitando comprometer la integridad del cultivo.

También hay que considerar que, dependiendo de la zona, pueden presentarse más o menos lluvias de las esperadas, vientos fuertes o algún otro factor como consecuencia de plagas o el cambio climático, por lo que estar atentos a los cambios que se presenten es de vital importancia. Para conocer más sobre este tema, recomendamos nuestro artículo sobre producción de cereza.

 

Covering fruit trees

Covering fruit trees

¿Qué hay del cultivo de uvas?

Desde hace décadas se ha venido realizando su cultivo en estructuras bajo cubierta por ser una alternativa que tiene muchas ventajas y beneficios como, por ejemplo, acortar los tiempos de maduración para producir uvas cada vez más rápido y de mayor calidad, poder satisfacer la demanda creciente de los consumidores, además de ser una opción más económica y con una maniobrabilidad más sencilla.

Si bien existe una gran variedad de opciones de plásticos en el mercado, al momento de elegirlos es crucial que tenga buenas propiedades espectro-radiométricas para garantizar resultados óptimos (en cuanto a los tiempos de maduración de la fruta y cosecha, rendimiento y calidad de las bayas) y cumplir con los requerimientos propios del cultivo, evitando un exceso de radiación solar o elevadas temperaturas que comprometan a todo el cultivo.

Lo ideal es que se produzca un efecto térmico idóneo para que la planta de uva madure en menos tiempo, sin embargo, hay plásticos que debido a su composición química pueden disminuir el rango de transmisión de la radiación solar a las plantas, por lo que en ocasiones se puede atrasar el proceso y dar como resultados cultivos de uvas con tallos mucho más largos, de ahí la necesidad de estar muy atentos al objetivo que se quiere alcanzar con el viñedo. Para obtener más información al respecto, recomendamos revisar nuestro artículo cultivar uvas bajo cubiertas.

Según Borja Devís, además de los populares cultivos de cerezas y uvas, en la actualidad ya se está trabajando de una manera más intensiva con cultivos de kiwi, principalmente en Italia, gracias a la implementación de diferentes estructuras con plásticos diseñados a base de materiales especiales para optimizar las condiciones y proteger al cultivo de bacterias y otros agentes externos.

¿Por qué es necesario proteger los árboles frutales?

Una de las principales razones es porque no se debería poner en riesgo todo el trabajo realizado durante el año de la temporada de cultivo, así como los ingresos que se puedan obtener, como consecuencia del mal clima o los embates de fenómenos inesperados.

También porque es necesario garantizar la producción, la cual permitirá asegurar acuerdos con diversos supermercados y cadenas de suministro, al tiempo que se evitan posibles sanciones, en el caso de que no se logre hacer el despacho a tiempo o no se cumpla con las cantidades y la calidad prometidas en el acuerdo.

Asimismo, porque está el compromiso con el consumidor final quien espera recibir productos de calidad y en las cantidades idóneas para satisfacer la demanda de su mercado.

 

Why is it necessary to protect fruit trees?

Why is it necessary to protect fruit trees?

¿Cuáles son los beneficios de la cobertura de árboles frutales?

Uno de los principales y más importantes beneficios de la cobertura de árboles frutales es que se les protege de las temperaturas extremas que pueden ocasionar severos daños a los cultivos, así como de otros factores ambientales como la humedad relativa, la lluvia, el granizo, el viento y las heladas.

Otro de los beneficios de la cobertura de árboles frutales es que se puede adelantar o retrasar la cosecha, según los requerimientos y lo que se quiera obtener durante la temporada de cultivo.

Asimismo, se logra mejorar la calidad y el estado de los árboles y sus frutos, el color de la fruta es más vivo, hay una reducción significativa del uso de agua y de pesticidas y la fruta obtenida para exportación tiene una mejor proporción, en comparación con métodos convencionales de cultivo al aire libre.

Son diversos los tipos de plásticos, materiales y estructuras que se pueden emplear en la cobertura de árboles frutales, la clave es saber cómo protegerlos y cuáles películas plásticas elegir para que los resultados sean los esperados.

Por ejemplo, con los cultivos de uva de mesa, hay quienes se preguntan en cuántos días se puede adelantar la vendimia utilizando plásticos de cobertura, lo cierto es que en promedio puede haber un adelanto de entre 10 y 15 días, dependiendo de las condiciones meteorológicas y otros factores ambientales.

Lo importante es que, si bien hay un adelanto, el ciclo de la cosecha no se estaría acortando o interrumpiendo, por lo que la planta no estaría estresada y los resultados no se verían comprometidos.

¿Qué tipo de estructuras son más populares?

En la actualidad los productores agrícolas generalmente se valen de estructuras de invernaderos o túneles altos para sus cultivos bajo protección. Por ejemplo, en Estados Unidos los cultivos bajo cubierta se han triplicado desde el año 1979, por lo que las ventas se han multiplicado por 30 durante el mismo período. Se espera que esta tendencia siga creciendo conforme vaya prosperando la demanda de productos frescos de origen hortícola.

Al emplear estas estructuras, sobre todo para árboles frutales, se logra:

  • Mayor cantidad y calidad en los productos
  • Generar un entorno de protección especial para cuando se presentan fenómenos climáticos severos como el granizo o las heladas
  • Elevar la temperatura de los suelos más rápidamente una vez llegada la temporada de primavera
  • Utilizar la cantidad adecuada de agua para evitar comprometer la integridad de los terrenos al aparecer enfermedades fúngicas como consecuencia de un suelo muy anegado
  • Proteger los árboles frutales de bichos, animales y heladas

En el caso de países donde las tormentas de granizo son frecuentes, lo recomendable es utilizar un material resistente como la rafia laminada que permite proteger mejor al cultivo y, de presentarse alguna abertura, hay garantías de que no se romperá por completo.

En regiones donde hay bajas temperaturas y vientos fríos fuertes, lo más idóneo es buscar coberturas plásticas que tengan propiedades térmicas.

Para obtener más información, recomendamos leer nuestro artículo sobre túneles altos.

 

Covering tomatoes plants

Covering tomatoes plants

Aspectos a considerar al elegir la cobertura de árboles frutales

Generalmente cuando se tiene pensado buscar las estructuras idóneas para proteger los árboles frutales la clave es tomar en cuenta tres pilares fundamentales:

  1. Tecnología
  2. Investigación y desarrollo
  3. Conocimiento y experticia

Con respecto al aspecto de la tecnología, es crucial estar familiarizado con las más recientes tendencias de tecnología de extrusión con las que se puedan fabricar diferentes tipos de materiales, ya sea polietileno de baja densidad u otros materiales de mayor densidad como la rafia laminada.

También es fundamental analizar los diferentes acabados del plástico, ya sea con refuerzos centrales y laterales, perforado o con ojales metálicos. Esto dependerá de las especificaciones de la siembra, la capacidad de inversión y las necesidades de cada agricultor.

En el caso de la investigación y desarrollo, es importante elegir plásticos fabricados con diferentes materiales que se puedan adaptar a las diferentes necesidades de cada cultivo, por ejemplo:

  • Adecuada transmisión y difusión de la luz solar en los cultivos
  • Resistencia a los pesticidas, ya que en muchas oportunidades se emplean plásticos que no tienen un buen desempeño cuando se aplican los pesticidas, por lo que su deterioro es más rápido
  • Propiedades mecánicas que se puedan adecuar a cada tipo de cultivo, ya que hay árboles que crecen más que otros
  • Plásticos que sean capaces de manejar la incidencia de los rayos UV para proteger la integridad de las hojas y los frutos

El conocimiento y la experticia es fundamental porque hay que saber escoger el material adecuado, dependiendo de la variedad de árboles que se van a cultivar, el tipo de estructura y el uso que se le dará para que no termine jugando en contra de los objetivos que se quieren alcanzar con el cultivo.

Sin embargo, sobre este último punto, también puedes buscar asesoría con expertos en plásticos para que te puedan guiar en la elección del mejor material dependiendo de los requerimientos específicos de tu cultivo. En este sentido, nos puedes contactar sin ningún compromiso.

¿Qué pasa con el retorno de la inversión?

En la actualidad el uso del plástico para la cobertura de árboles frutales es fundamental para buscar retorno de inversión en algunas especies de frutas como uva, cereza o plátano; también porque tiene que ver con el éxito de la comercialización de otras frutas como el kiwi, mango, melocotón, papaya o níspero japonés, por mencionar algunos ejemplos.

Existen distintas posibilidades para cada agricultor, que dependerá de su filosofía de negocio, la tecnología, las estrategias que desee aplicar y el precio que resista el coste final de su producto.

Los agricultores que se dedican al cultivo de frutas, sobre todo en zonas de América del Norte, Latinoamérica y Europa, deben hacer frente a ciertos desafíos para mantener sus cultivos en óptimas condiciones, no solo por tema del cambio climático, sino también por la incidencia de otros factores como los insectos y plagas que pueden llegar a afectar su producción final.

De ahí la importancia de analizar todos y cada uno de los aspectos que entran en juego al momento de cultivar, por ejemplo, cómo el tipo de árbol frutal elegido, y la latitud en la que se encuentran sembrados, influirán de manera directa en las decisiones que deben tomarse a la hora de precisar los detalles relevantes en cuanto al coste y la conservación del cultivo.

Hay que tener presente que la demanda mundial de frutas, independientemente de la época del año y de los embates climáticos, sigue en aumento.

Esta demanda de frutas, cada vez mayor, obliga a los productores agrícolas a redefinir sus estrategias, no solo para poder cultivar durante todo el año, sino también para mantener su liderazgo en el mercado y garantizar productos de calidad.

Para ahondar en el tema, recomendamos revisar nuestro eBook sobre el cultivo frutal y el uso de plásticos para potenciar la producción.

¿Cuál es el espesor más recomendado de una película plástica?

Todo va a depender del terreno, la región donde se encuentra y el tipo de cultivo que se sembrará, así como de otros factores climáticos. Sin embargo, para establecer un aproximado, se podría decir que una película plástica puede estar entre los 120 y 150 micrones de espesor, esto se puede aplicar a los cultivos de uvas o cerezas.

Los plásticos de cobertura de árboles frutales ¿son reciclables?

Se trata de una duda que surge con frecuencia cuando se habla de usar películas plásticas para cubrir los cultivos de árboles frutales. Lo cierto es que son reciclables y cada vez son más los agricultores quienes están buscando alternativas que sean amigables con el medio ambiente y que, una vez que cumplan su objetivo, puedan ser reciclados sin problemas.

Un aspecto que no se debe pasar por alto son las partes metálicas que puedan estar unidas al plástico, por lo que al momento de removerlo hay que tener especial cuidado de retirar cualquier pieza metálica antes de llevarlo al centro de reciclado. En la actualidad se están desarrollando nuevos materiales con nuevos acabados para tratar de eliminar cualquier partícula de metal.

Sin duda, el uso de plásticos para la cobertura de árboles frutales no solo permite que los agricultores protejan sus cultivos ante cualquier evento meteorológico, sino que también ayuda a aumentar los índices de calidad de la fruta, maximizando así los niveles de rendimiento.

Siempre es bueno recordar la importancia de elegir el material y la estructura adecuada para que el cultivo pueda prosperar y así sacarle el mejor provecho. Para obtener más información sobre este tema, recomendamos ver nuestro webinar sobre este tema. También te recomendamos escuchar nuestro podcast sobre el uso de coberturas de plástico para árboles frutales.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.