Acolchado Agricultores

Tipos de acolchado y sus distintas ventajas para el cultivo

En la agricultura se utilizan diversas técnicas que permiten mejorar la calidad de los cultivos y aumentar la producción de vegetales, frutas y hortalizas en temporadas donde usualmente no podrían obtenerse, una de esas alternativas son los acolchados y es por ello que a continuación, mencionamos algunos de los tipos de acolchado más utilizados, así como las ventajas de emplearlos.

Los acolchados son una de las herramientas por excelencia de los productores agrícolas para mejorar las condiciones de desarrollo del terreno que será utilizado para la siembra.

Los acolchados han existido desde los inicios de la agricultura cuando, por ejemplo, se formaban acolchados vivos de forma natural en los cultivos y se aprovechaban para disminuir la pérdida de agua, evitar la erosión y controlar mejor las malezas que suelen aparecer para competir por los nutrientes propios del suelo.

Sin embargo, con los avances tecnológicos esta estrategia del acolchado se ha venido transformando y en la actualidad se utilizan películas plásticas que se diseñan especialmente para sustituir a los acolchados naturales y actuar como si se trataran de cubiertas vegetales para plantaciones perennes. Existen diversos tipos de acolchado y en general se clasifican según sus aditivos, densidad y el color de la película de polietileno, lo cual permite diferenciar cuáles son las propiedades de cada acolchado.

Los principales tipos de acolchado

  • Acolchado incoloro (transparente)

Se trata de una película plástica que no tiene pigmento o aditivo y se emplea básicamente para incrementar los niveles de temperatura en el terreno destinado para la siembra, de esta manera también se evita que el agua se evapore rápidamente de la superficie del suelo.

Sin embargo, es posible que su composición permita la aparición de malas hierbas debajo del plástico, por lo que es necesario que los agricultores tengan esto muy presente al momento de optar por esta opción.

Acolchado incoloro (transparente)

Acolchado incoloro (transparente)

Productos recomendados:
Sotrafa NG
Acosol NT

  • Acolchado oscuro (opacidad total)

Es uno de los tipos de acolchado más utilizados, ya que gracias a su tonalidad se puede hacer un mejor control de las malezas y se evita que el agua se evapore del suelo.

Al tratarse de un acolchado oscuro, los agricultores pueden lograr que el terreno absorba un gran porcentaje de los rayos del sol que inciden de manera directa en él y, por eso, alcanza mayores temperaturas sin que el suelo reciba la radiación.

Se debe tener especial cuidado para el tipo de cultivo en donde se vaya a emplear, ya que tiene muchas probabilidades de ocasionar quemaduras en los órganos de algunas plantas más delicadas que puedan llegar a estar en contacto con la película plástica.

Acolchado oscuro (opacidad total)

Acolchado oscuro (opacidad total)

Productos recomendados:
Sotrafa NG Black
Acosol NG

  • Acolchado plata/negro o blanco/negro (bicolor)

Los productores agrícolas optan por este tipo de acolchado para garantizar que las malas hierbas se mantengan a raya. Una de sus propiedades es que por su tonalidad más clara logra absorber menos calor y por ende calienta menos el terreno de cultivo y refleja menos radiación, ayudando a las plantas a aumentar el proceso de la fotosíntesis.

Productos recomendados:
Acolchados Reyfilm

  • Acolchado metalizado

Sus propiedades son parecidas a las del acolchado gris, sin embargo, su capacidad de reflectar la luz del sol le hace uno de los tipos de acolchado favorito si lo que se tiene en mente es alejar a los insectos o algunas aves que puedan comprometer los cultivos. Hay películas de este tipo que son completamente metálicas y otras que poseen franjas, ambas alternativas son muy efectivas.

Productos recomendados:
Sotrafilm NR

  • Acolchados fotoselectivos (Marrón o Verde)

Los productores agrícolas especializados generalmente los utilizan para controlar naturalmente las malas hierbas mediante el bloqueo selectivo de la radiación luminosa y al mismo tiempo para elevar la temperatura del suelo, ya que el color translúcido del plástico permite que la luz y el calor lleguen directamente al suelo. Estos plásticos ofrecen la mejor combinación del acolchado claro y el acolchado negro cuando se necesita calentar el suelo, pero los agricultores también quieren abstenerse de utilizar productos químicos para el control de las malas hierbas.

Acolchados fotoselectivos (Marrón o Verde)

Acolchados fotoselectivos (Marrón o Verde)

Product recommended:
Acosol Fs

  • Acolchado biodegradables

Quienes prefieren los plásticos biodegradables lo hacen porque se trata de una alternativa más ecológica que les permite saltarse el proceso de recolección al final del ciclo de cultivo, ya que básicamente cuando se utilizan películas plásticas regulares estas dejan residuos de plástico en el suelo. La rapidez de descomposición de estas láminas va a depender del tipo de material con que se haya fabricado, la capacidad fértil del terreno y la carga microbiana, en el caso de los materiales derivados del almidón de maíz la degradación será más rápida.

Plásticos biodegradables para la agricultura

Plásticos biodegradables para la agricultura

Productos recomendados:
Acolchados Reyfilm

Como vemos, la elección del color del acolchado plástico debe hacerse en función de las necesidades del cultivo (condiciones óptimas de temperatura y humedad), del clima (exceso/falta de calor) y también de la estructura del suelo (exceso/falta de malas hierbas). El agricultor puede adelantar o ampliar fácilmente su temporada de cultivo, controlar el uso del agua de riego y de los nutrientes, así como combatir la propagación de virus por parte de los insectos.

Otro factor a considerar es si los cultivos se realizan al aire libre o bajo estructuras protectoras como túneles o invernaderos donde el uso de cubiertas (plásticos o redes) puede alterar las condiciones naturales de la luz solar. Por lo tanto, es muy importante considerar todos los factores que influirán en el entorno de la planta antes de elegir un tipo específico de cubierta de plástico o de invernadero.

Los nuevos desarrollos más ecológicos y que permiten a los agricultores seguir plantando con mantillo son nuevas tecnologías que incorporan plásticos biodegradables para cultivos de ciclo corto (90 días) y que garantizan la total descomposición del plástico en abono natural. Por lo general, estos plásticos de mantillo BIO se utilizan en cultivos de alto valor y en zonas de plantación más pequeñas debido a su mayor precio de compra, aunque se compensan con el hecho de que no tienen que ser retirados del campo después de la cosecha.

Distintos espesores de los acolchados

Existen distintos espesores que pueden variar, según los diversos tipos de acolchado, y su uso va a depender del tipo de cultivo. Hay películas que pueden ir desde las 12 a las 100 micras, por ejemplo, en un cultivo de melones se pueden utilizar films de entre 25 y 50 micras, mientras que para el cultivo de fresas se pueden emplear películas de 50 y 60 micras, el espesor elegido va a depender del tiempo que requiera la granja para sus cultivos, el espesor determinará su duración.

El uso de diversos tipos de acolchado tiene múltiples ventajas y, más allá de incrementar o disminuir la temperatura del suelo y aprovechar mejor los recursos hídricos, ayudan a reducir enfermedades fúngicas que pueden aparecer por acción de algunas bacterias. La razón de esto es que minimizan la humedad del suelo y mantienen a las plantas separadas del terreno.

También son fundamentales para reducir la compactación del suelo al permitir que las raíces de las plantas dispongan de una mayor cantidad de oxígeno que ayuda a incrementar la actividad microbiana, por eso la estructura del suelo mejora y se da una mayor disposición de nutrientes.

Otra de las ventajas de estos tipos de acolchado es que contribuye a reducir la lixiviación de los fertilizantes al quedar protegidos con las cubiertas, de esta manera se evita que por causa de las lluvias se drenen y dejen de proteger a las plantas. Se evitan daños ocasionados por el cultivo regular, es decir, una vez que se trazan las camas de plantación y se coloca el acolchado, ya no es necesario mover nuevamente el suelo, reduciendo el daño mecánico como resultado del uso de aperos u otros implementos de siembra que puedan ocasionar que las plantas queden heridas y sean más susceptibles de absorber patógenos y bacterias. Además, se obtienen frutas y hortalizas de mayor tamaño y mejor calidad al no estar en contacto con la tierra, al permanecer limpias no se pudren.

Si tiene alguna pregunta sobre el tipo de acolchado que necesita para su cultivo, no dude en ponerse en contacto con nosotros y uno de nuestros expertos le responderá con varias recomendaciones basadas en nuestra experiencia en más de 104 países.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.