Acolchado Agricultores Cubierta

Temperaturas críticas de los cultivos

Dentro de los factores que inciden de manera directa sobre las plantaciones y sembradíos a nivel mundial, la temperatura es sin duda determinante, ya que de ella van a depender todos los procesos que se dan durante la etapa de crecimiento y desarrollo de las plantas.

Los agricultores están conscientes de esto y por eso siempre están tratando de implementar nuevas estrategias y modelos sostenibles que permitan evitar que se produzca una temperatura crítica de los cultivos, proporcionando así las condiciones necesarias para que los productos se desarrollen de una manera óptima y cumplan con los estándares de calidad.

Pero, ¿de qué se trata la temperatura crítica de los cultivos? En palabras sencillas, podríamos decir que cada una de las plantas posee un punto óptimo de temperatura que resulta ideal para que su proceso de crecimiento se dé de una manera natural y sin mayores inconvenientes. Sin embargo, cuando ese punto se desvía algunos grados por arriba o por debajo de su nivel ideal, la planta puede entrar en un punto de crecimiento cero, es decir, se para, tanto así que mientras más extremos sean los desniveles de su punto ideal, la planta llegará a un punto crítico de temperatura límite para su supervivencia.

Cómo calcular la temperatura crítica de los cultivos

Calcular estos límites en las plantas es posible y se puede hacer de la siguiente manera, por ejemplo, para el frío basta con monitorizar el punto de congelación de la planta, mientras que para el calor es importante revisar la desnaturalización de sus proteínas.

La temperatura crítica de los cultivos es algo que no se debe tomar a la ligera, ya que al tomar las decisiones adecuadas en el momento pertinente se puede evitar que cosechas enteras resulten afectadas de manera negativa, lo que se traduciría en cuantiosas pérdidas económicas.

Cabe acotar que el potencial de rendimiento de cada cultivo va a depender en gran medida del clima y los cambios que se presenten en cada temporada de siembra y cosecha. Según información reflejada en el portal Agritech TNAU, más del 50 por ciento de la variación de los cultivos va a estar determinada por el clima. Asimismo, dentro de los factores climáticos más importantes que terminan influyendo en el crecimiento, desarrollo y rendimiento de los cultivos son: la radiación solar, la temperatura y la cantidad de precipitaciones que se dé en una determinada área.

Tipos de plantas y su temperatura ideal de desarrollo

En el universo de las plantas existen algunos tipos que resultan ser más o menos exigentes en cuanto a la temperatura, las cuales a su vez son las que se encargarán de establecer una pauta en las producciones, teniendo en cuenta la época del año en que se encuentren los cultivos.

Se establecen plantas específicas para producciones de invierno como, por ejemplo, coliflores y guisantes, mientras que para la época de verano se establecen otras que son más apropiadas para climas tropicales o con un mayor nivel de temperatura, como los tomates y los melones. Sin embargo, hay otros vegetales y frutas que pueden producirse sin mayores inconvenientes durante todo el año, como las lechugas.

Temperaturas críticas de los cultivos - plantas de helada. Foto de Oscar Sutton en Unsplash

Temperaturas críticas de los cultivos – plantas de helada. Foto de Oscar Sutton en Unsplash

 

¿Qué sucede cuando se presentan factores climáticos como las heladas?

Esto es algo muy importante que influye en la temperatura crítica de los cultivos, ya que cuando la temperatura del aire desciende a niveles de 32ºF se produce el fenómeno conocido universalmente como helada. Mientras más severa sea y cuanto mayor sea el descenso térmico, así como su duración, el proceso de afectación a la planta será cada vez mayor. Todo va a depender de la temperatura mínima de supervivencia de cada planta.

Cuando las temperaturas son muy bajas son varios los aspectos del crecimiento de los cultivos que se ven afectados negativamente, por ejemplo:

  • Supervivencia de la planta
  • División celular
  • Proceso de fotosíntesis
  • Transporte de agua
  • Crecimiento y rendimiento

Por su parte, las altas temperaturas afectan de manera considerable la nutrición mineral de las plantas, el crecimiento de nuevos brotes y el desarrollo del polen, lo que se traduce en un bajo rendimiento. Por lo tanto, esa temperatura crítica de los cultivos por encima de la cual las plantas llegan al punto de morir se llama “punto de muerte” térmico.

¿Cuándo puede decirse que la temperatura es alta? cuando es superior a los 122°F que por lo general mata muchos cultivos al año en áreas donde la temperatura aumenta considerablemente. Hay que tener presente que el límite será distinto con cada planta y dependerá de las condiciones en que se encuentre.

En general, y para verlo de una manera más fácil, las plantas son muy similares a los seres humanos que sufren estrés térmico o que para su crecimiento y salud en general necesitan exposición a la luz.

Uso de plásticos térmicos

Una de las herramientas que los horticultores tienen a mano es poder intervenir en los cambios de temperatura de sus plantaciones. Para lograr que estos cambios se den es necesaria, entre otras técnicas, la creación de cultivos hortícolas forzados, que básicamente contempla el levantamiento de pequeños invernaderos que estén diseñados e incluyan plásticos térmicos que permitan alcanzar temperaturas mucho más agradables y favorecedoras para que las plantas que requieran una producción temprana puedan desarrollarse con total normalidad y en un menor tiempo.

Con el uso de plásticos agrícolas podemos, por ejemplo, extender la temporada de cultivos de las moras o las uvas de mesa, reducir el coste de energía en los cultivos que se realizan en países con temperaturas extremos como Canadá o cultivar en contra de la temporada natural de los cultivos.

Las plantas de invernadero a menudo se endurecen por exposición a condiciones externas antes del trasplante en el campo. Se ha demostrado que el tratamiento de semillas con ciertos químicos aumenta la resistencia en algunas plantas. La aplicación de cantidades adecuadas de nutrientes requeridos también puede ayudar a mantener la resistencia de la planta.

Otra alternativa ideal que muchos agricultores han puesto en práctica para evitar picos excesivos de temperatura, es tener a la mano siempre un calendario de siembra donde se detallen de manera meticulosa las épocas óptimas para la siembra de las plantas más delicadas y que requieran una mayor monitorización, así como para dejar registro de las épocas más propensas a atravesar por factores como las heladas o un aumento considerable en la temperatura, esto como una manera de proteger los cultivos y mantenerlos sanos.

Si bien existen varios métodos diseñados para prevenir el daño tanto por congelación y por exceso de temperaturas en los cultivos, es fundamental que los agricultores estén al tanto de estos para que puedan evaluar qué procedimientos son factibles, sostenibles y más económicos para combatir el daño por congelación y por temperaturas muy elevadas.

Recomendaciones de plásticos térmicos:

Igualmente, si necesitas asesoría adicional para tus cultivos, puedes contactarnos para recibir información adicional y más ajustada a tus necesidades.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.