Plásticos circulares

Multas por desechos agrícolas y cómo ayudan en este sentido los plásticos biodegradables

Para nadie es un secreto que desde hace varios años la agricultura mundial se ha venido apoyando en el uso de plásticos con el objetivo de mejorar las condiciones de sus cultivos, además de favorecerse de los beneficios de la plasticultura para ofrecer productos que cumplan con los estándares de calidad. Sin embargo, en la actualidad hay quienes coinciden en la necesidad de encontrar otras alternativas sostenibles, como los plásticos biodegradables en acolchado, que resulten menos invasivos o contaminantes con el ambiente.

Es notorio que la humanidad se está enfocando cada vez más en buscar alternativas mucho más saludables en cuanto a la alimentación y el cuidado personal, motivo por el cual la agricultura orgánica ha venido abriéndose paso y ganando terreno entre los agricultores convencionales, aunque muchos desconozcan que este tipo de agricultura también depende, en gran medida, de la utilización de plásticos para eliminar malezas, mejorar la administración de las cantidades de agua que se utilizan, mantener a raya los pesticidas y como una ayuda extra para el crecimiento de las plantas.

Multas y leyes que afectan a las actividades agrícolas

A pesar de las ventajas en el uso de plásticos agrícolas, es importante tener presente que su utilización también exige cumplir ciertas regulaciones y leyes no solamente asociadas al uso de plástico sino a la práctica agrícola en general. Por ejemplo, una vez utilizado cualquier producto agrícola necesario para la operatividad de nuestro negocio, ¿qué hacemos con los desechos generados?

Una de las prácticas comunes para deshacerse de desechos agrícolas es la quema a cielo abierto. Esta práctica está prohibida en algunos estados, por ejemplo Tennessee, y las multas pueden llegar a costar hasta 25 mil dólares por incidente, de acuerdo la
Guía para la quema a cielo abierto segura y legal de desechos agrícolas en Tennessee publicada por el Instituto agrícola de la Universidad de Tennessee.

Entre los ejemplos de productos utilizados en granjas que suelen terminar como desechos quemados o enterrados están los plásticos utilizados para almacenar heno o ensilado del campo o films agrícolas utilizados para desinfección de suelos. Lo que sí está permitido es quemar vegetación que haya crecido en tu granja.

En esta materia de desechos agrícolas intervienen distintas leyes Federales y es importante tenerlas presentes para no incurrir en ningún incumplimiento:

  • Federal Clean Water Act
  • Federal Groundwater Laws and Regulation
  • Federal Clean Air Act
  • Federal Resource Conservation and Recovery Act for solid and hazardous waste
  • Federal Insecticide, Fungicide, and Rodenticide Act
  • Federal Endangered Species Act
  • Federal Migratory Bird Treaty Act

En este sentido, te invitamos a consultar este documento informativo con toda la información relacionada a cada una de estas leyes Federales que afectan las actividades agrícolas en Estados Unidos.

Además, dependiendo de cada estado, se deberá consultar cada una de las leyes o regulaciones que afectan la práctica agrícola. En este sentido, The National Agricultural Law Center es un sitio ideal para consultar y tener información actualizada sobre la materia.

Para evitar multas indeseadas, te dejamos información del Departamento de Agricultura de Estados Unidos en donde explican el sistema de manejo de control de desechos agrícolas recomendable en diferentes campos de la agricultura.

Acolchado de plástico biodegradable

Acolchado de plástico biodegradable

Por qué es importante evaluar el uso de plásticos biodegradables siempre y cuando sea factible en tus cultivos o granja

Según investigaciones y levantamientos de datos llevados a cabo en varias granjas, tan solo en Estados Unidos, ha quedado demostrado que anualmente grandes cantidades de plástico que cumplieron su vida útil luego de utilizarse en los cultivos (ya sea a través de mantos, sistemas de riego, túneles, envoltorios de pacas y coberturas de invernadero) van a parar a vertederos de basura sin que se les dé otra utilidad, representando así una amenaza ecológica a corto y largo plazo. Se trata de una realidad que según la opinión de muchos expertos en el área agrícola debe tratar de cambiarse de manera radical.

A veces resulta algo complicado dar con los números confiables y definitivos de la cantidad real de plástico que es utilizado cada año en la agricultura, pero hay expertos en el área como Gene Jones del Southern Waste Information eXchange, que se han dado a la tarea de realizar algunas estimaciones.

Existen análisis donde se estima que China es actualmente el mayor consumidor de plásticos para la agricultura en el mundo, utilizando más o menos el 60 por ciento de todo ese plástico, esto según datos reflejados en el sitio web GreenBiz.

La comunidad agrícola coincide en la necesidad de proponer y encontrar soluciones alternas -ambientalmente responsables- para la elaboración de nuevos materiales. Según información reflejada en National Public Radio, muchos agricultores que se dedican al cultivo de productos orgánicos están sumando sus esfuerzos para poder hallar una alternativa definitiva al uso del plástico como se le conoce hoy, ya que si bien la agricultura depende de este material para subsistir, debería existir una opción alternativa como los plásticos biodegradables en acolchado que pueda implementarse de manera regular.

Principales inconvenientes que encuentran los agricultores en el uso de plásticos biodegrables

En el 2015, el Departamento de Agricultura firmó una regulación en la cual permitía el uso de acolchados biodegradables siempre y cuando los materiales utilizados en su fabricación fueran 100% de base biológica. Sin embargo, el principal inconveniente está en el coste de la fabricación de estos plásticos.

También existen en el mercado coberturas naturales como la paja y el papel que tienen la capacidad de descomponerse en el suelo, el detalle es que para muchos agricultores son alternativas muy costosas o que implica la contratación de una gran cantidad de mano de obra, un reto que no muchos están en condiciones de asumir. Pero si un acolchado de plástico pudiera degradarse lentamente a lo largo de la temporada, desapareciendo en el campo y eliminando el desperdicio, eso equivaldría a una solución ideal.

Hay que tomar en consideración que está otro grupo de agricultores que se preocupan por los efectos que los plásticos biodegradables en acolchado pueden llegar a ocasionar a largo plazo en la salud del suelo y del medio ambiente. “Más allá de considerar si el material utilizado es biodegradante, es crucial asegurarse que lo que ponga en el suelo tenga un efecto positivo y no negativo”, resalta Harriet Behar, presidenta de la Junta Nacional de Normas Orgánicas (NOSB, por sus siglas en inglés), que además se encarga de prestar asesoría al Departamento de Agricultura de EE.UU.

Una alternativa a la implementación de plásticos biodegradables en acolchado que permitan reducir el impacto ambiental y evitar adquirir mayores cantidades de estos componentes es la reutilización. Hay agricultores que han asimilado la importancia de reutilizar sus materiales al punto de lograr extender el uso de sus plásticos agrícolas por más de una temporada de crecimiento, de esta manera se obtienen hasta dos temporadas con plásticos de acolchado reutilizándolas con un cultivo diferente.

Reciclaje de los plásticos agrícolas

Esto no es todo, una de las mayores oportunidades para reducir los desperdicios de plástico en el campo agrícola es el reciclaje, pero hace falta hacer énfasis en esta alternativa, ya que en la actualidad solo se recicla un 10 por ciento de los plásticos agrícolas. Varios productores hortícolas coinciden al señalar que, si bien en el pasado lograron establecer contactos con algunas compañías para poder reciclar los plásticos, esto no duraba mucho por lo que el proceso no se hacía de una manera continua y constante.

Hay que destacar que, si bien en la actualidad no existe una solución definitiva para las granjas orgánicas y las convencionales, la idea es que se continúen realizando investigaciones al respecto.

Opciones en el mercado de films biodegradables:

En esta carrera por producir productos agrícolas adaptados a las necesidades del mercado y en pro del medio ambiente, también encontramos opciones de hilos de cultivo biodegradables que representan otra alternativa para los agricultores.

Si necesita asesoramiento específico sobre los plásticos biodegradables, puede ponerse en contacto con nosotros para recibir información adicional que se adapte mejor a sus necesidades.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.