Anuncio

Seleccionar página

Semejanzas entre las plantas y los seres humanos

Semejanzas entre las plantas y los seres humanos

En el mundo de la agricultura cada detalle cuenta y, en muchas ocasiones, se suelen pasar por alto ciertos factores biológicos que hacen de las plantas los seres vivos avanzados que son. Recientes estudios han demostrado que, solo en ciertos rangos de temperatura, las plantas logran desarrollarse y crecer de manera óptima, logrando adaptarse y responder a los cambios ambientales. Pero, ¿has escuchado hablar que las plantas y los humanos se parecen?

A continuación, encontrarás algunas semejanzas entre las plantas y los seres humanos y cómo éstas influyen y condicionan a ambos grupos de seres vivos. Estamos seguros que estos nuevos conocimientos te harán tener una visión más amplia.

Cuando de temperatura se trata, los humanos suelen buscar los medios para adaptarse y sobrevivir a los embates del clima. En el caso de las plantas no es distinto, ya que cuando las condiciones del medioambiente se tornan muy frías o muy calientes, éstas hacen lo posible para manejarlas a su favor.

Casos específicos donde observamos semejanzas entre plantas y seres humanos:

  • Estrés térmico

El estrés térmico es una de las semejanzas entre las plantas y los humanos en relación a la temperatura, un factor de suma importancia para los productores agrícolas, ya que cuando se presenta puede ocasionar un descenso significativo en el rendimiento de los cultivos. Ya sea que se incremente o disminuya la temperatura en unos pocos grados, las plantas entran como en un estado de desequilibrio afectando su desarrollo y crecimiento esperado.

Si bien las plantas no poseen los medios para poder trasladarse a otro entorno más favorecedor como en el caso de los humanos, de alguna manera han logrado crear estrategias químicas y biológicas para detectar y responder ante el estrés térmico. Tratar de comprender estas respuestas es determinante para poder desarrollar cultivos capaces de resistir el incremento de temperaturas promedio y las olas de calor más frecuentes como resultado del cambio climático.

  • Exposición a la luz
Semejanzas entre las plantas y los seres humanos. Foto de Wang Xi en Unsplash

Semejanzas entre las plantas y los seres humanos. Foto de Wang Xi en Unsplash

La exposición a la luz es otra de las semejanzas entre las plantas y los humanos en relación a la temperatura. Hay algunos estudios que confirman que la resistencia al calor de algunos seres vivos, como las plantas, se activa al exponerlas a la luz. Con los seres humanos sucede igual y podría asemejarse al proceso por el que pasa el cuerpo cuando es de día o de noche. Las plantas pierden la propiedad de resistencia al calor durante la oscuridad y solo la recuperan cuando se le expone nuevamente a la luz.

Hay mucha información acerca de cómo las células vegetales y animales responden a la exposición a la luz, sin embargo, no se sabía mucho sobre su respuesta al calor del ambiente ni sobre cómo lograban regular su respuesta al calor durante el día y la noche. Investigaciones recientes han arrojado como resultado que, así como los seres humanos, las plantas son capaces de responder a los choques de calor o frío gracias a su información genética, en el caso de las plantas, de los cloroplastos, encargados de proteger a las plantas del calor.

Dada la importancia de la exposición de las plantas a la luz, es tan importante acertar en la correcta orientación de los invernaderos para optimizar los recursos de luz natural como manejar con la ayuda de los cobertores plásticos la cantidad de luz necesaria en cada fase del cultivo.

  • Transmisión de información

Al igual que los seres humanos las plantas de cierto modo tienen un cerebro, pero en este caso, ubicado en el suelo. Algunos científicos han descubierto que en sus pequeñas raíces hay ciertas zonas que funcionan en conjunto, tal y como lo hace un cerebro, ya que logran darse cuenta de dónde se encuentran, qué tipo de estación climática enfrentan, el tamaño que están destinadas a crecer, así como la cantidad de agua y nutrientes con los que disponen. Dentro de la planta, la transmisión de información se produce a través de impulsos eléctricos transmitidos de una célula a otra.

¿Para ti, cuál sería la mayor semejanza entre las plantas y los seres humanos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.