Acolchado Agricultores Cubierta

Cambio climático y la producción de cultivos de patatas

A nivel mundial existe una gran diversidad de alimentos que forman parte de la dieta diaria del ser humano como, por ejemplo, las patatas. Sin embargo, desde hace algunos años el cambio climático ha venido incidiendo en la producción de estos cultivos lo que hace necesario que se aborde el tema con detenimiento, sobre todo para saber cuáles son las alternativas que se pueden poner en práctica para evitar que se produzca una merma importante en la cosecha de este tubérculo, que a su vez pueda comprometer la seguridad alimentaria en el futuro próximo.

Después del trigo, el maíz y el arroz, la patata es el cuarto cultivo alimenticio en importancia a nivel mundial, siendo uno de los alimentos más producidos y consumidos en países en vías de desarrollo.

Según datos suministrados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el cultivo de patata alcanzó para el año 2011 una producción de más de 352 millones de toneladas. Ahora bien, al tratarse de un alimento tan importante, considerar las incidencias del cambio climático en la producción de cultivos de patatas se hace cada vez más urgente.

Consecuencias del cambio climático en los cultivos de patatas

Existen casos como, por ejemplo, en Nepal, donde algunos agricultores han experimentado pérdidas significativas en la producción de cultivos de patatas como consecuencia del cambio climático. Se presentaron nevadas inusuales en febrero o granizadas durante la época de verano, las cuales ocasionaron la destrucción de gran parte de la cosecha en dos oportunidades.

Los productores agrícolas, no solo de Nepal sino de otras regiones productoras de patatas a nivel mundial, como Perú, ven con preocupación que estos fenómenos meteorológicos inusitados se están convirtiendo en algo cada vez más frecuente.

En el caso del altiplano de Perú, hubo zonas donde la temperatura disminuyó durante la época de cultivo a tal punto que se registraron hasta 30ºC bajo cero, generando así una pérdida significativa en el rendimiento de los cultivos de patatas.

Cuando los niveles de temperatura han aumentado considerablemente produciendo sequía también se producen situaciones comprometedoras en los cultivos, de esta manera es usual ver cómo los terrenos se agrietan al perder mucha cantidad de agua, ocasionando que se pierdan los nutrientes necesarios para que los cultivos prosperen. Te recomendamos leer nuestro post sobre cultivos en condiciones de sequías.

Hay quienes aún hoy están convencidos que solo se trata de hechos aislados, sin embargo, la teoría del cambio climático toma cada vez más fuerza debido a transformaciones muy notorias en los procesos climáticos que son difíciles de ocultar: inundaciones, tormentas o temperaturas extremas inusuales en zonas donde antes no se presentaban.

Cómo hacer frente a las consecuencias del cambio climático en los cultivos

En la actualidad son muchos los productores agrícolas que han hecho lo posible por encontrar alternativas que les permitan adaptarse a estas transformaciones y hacer frente al aumento del estrés hídrico, cambios en la distribución e intensidad de las lluvias, granizadas, heladas o nevadas muy frecuentes, sin embargo, lo cierto es que el cambio climático que incide en la producción de cultivos pareciera estar acelerándose con cada nuevo día y esto los lleva a enfrentar grandes problemas. En este sentido, también te recomendamos leer nuestro post sobre cómo mejorar el consumo de agua en la agricultura.

El aumento de la temperatura puede ser a la vez una bendición y una maldición, ya que al aumentar hace que haya mayor transpiración vegetal, incrementando la demanda de agua por parte de las plantas y ocasionando estrés hídrico en las zonas más secas disminuyendo así el rendimiento de los cultivos. De esta manera la temperatura en las noches es fundamental para que se forme el almidón necesario para los tubérculos, siendo ideal que esté entre los 15 y 18 ºC, ya cuando supera los 22 ºC el desarrollo de los tubérculos se ve amenazado.

Hay investigadores que esperan que, contra todo pronóstico, el cambio climático logre incidir de manera positiva sobre el rendimiento en terrenos que estén en altitudes mayores, ya que el aumento de la temperatura está logrando que la producción de cultivos de patata mejore en estas zonas donde se puede llevar a cabo un proceso de expansión. Sin embargo, es recomendable que, si la idea es producir la patata como un cultivo de invierno, se tomen en cuenta algunos desafíos que se pueden presentar al cultivar en zonas cada vez más altas como, por ejemplo, la pendiente muy pronunciada que exista en estas tierras agrícolas que puede derivar en una degradación notable del suelo. Además, es crucial determinar si el efecto de la radiación ultravioleta incide en estos cultivos de patata de manera negativa.

Acolchado negro

Acolchado negro

Uso de plásticos agrícolas para proteger los cultivos

Recordando que la papa es el cuarto cultivo alimenticio en importancia a nivel mundial, ¿qué se puede hacer sobre la influencia del cambio climático en su producción? Hay varias opciones que se pueden implementar para tratar de minimizar el impacto, no sólo del clima sino también de agentes externos como las plagas que pueden comprometer la calidad de los cultivos.

Una de ellas es utilizando plásticos diseñados especialmente para ayudar a que los cultivos prosperen aún en condiciones adversas. En el caso de las patatas, dentro de la plasticultura hay algunas opciones que permiten su cultivo durante todo el año. Estas opciones incluyen mulching, riego por goteo, fertirrigación, túneles altos y cubiertas de hileras, herramientas que no solo benefician a los productores, sino también a los mercados de cada país, ya que el producto siempre está disponible para satisfacer las demandas de los consumidores durante todo el año.

En el caso de zonas que han estado experimentando temperaturas muy frías, es recomendable usar cubiertas de plástico para aumentar el calor del terreno y hacer que la planta brote y se desarrolle antes de lo previsto controlando así las malezas.

Al instalar riego por goteo en el cultivo, la humedad de la superficie se controla aumentando la capacidad de fertilización. Además, el riesgo de enfermedades de las plantas se reduce y los insectos pueden controlarse fácilmente.

Para obtener más información respecto a este tema te recomendamos leer nuestro artículo sobre cómo aprovechar la plasticultura para cultivar patatas. Algunas opciones en el mercado:

Acolchado negro – Solplast
Acolchado negro – Sotrafa

Si tienes cultivos que puedan sufrir por cambios climáticos, también puedes contactarnos para analizar posibles soluciones a través de la selección de un plástico agrícola acorde para el tipo de cultivo, ubicación y condiciones climáticas.

Hay que tener presente que todo va a depender en gran medida de la ubicación geográfica de cada plantación y de los cambios climáticos que estén afectando la producción de cultivos de patatas. Es usual que surjan escenarios inesperados que afectan el proceso de crecimiento y madurez del cultivo, sin embargo, al usar películas plásticas, los agricultores pueden hacer frente a estas variaciones estacionales y cultivar patatas para satisfacer las necesidades del mercado, además de mejorar la calidad del producto y aumentar el rendimiento económico.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.