importance of the color of plastic covers in greenhouses. Photo by Richard T on Unsplash
Agricultores Cubierta

Color de cubiertas plásticas de invernadero

En otros artículos hemos hablado acerca de los beneficios y la importancia de emplear películas plásticas en la agricultura como una manera de potenciar las labores de cultivo, extender temporadas de crecimiento e incrementar los niveles de producción. En esta oportunidad, haremos referencia al color de cubiertas plásticas de invernadero y cómo saber si la elección del mismo influirá en el desarrollo del cultivo.

Si bien una de las bondades de emplear películas plásticas en los invernaderos es que se puede hacer un mejor uso de la energía solar y térmica, la clave es saber determinar, según el tipo de cultivo y el clima de cada región, el color de cubiertas plásticas de invernadero que se debe emplear para sacar el mayor provecho y garantizar el cuidado de las plantas.

Dependiendo de la región donde se encuentre el cultivo, uno de los aspectos que más genera preocupación es poder controlar las altas temperaturas que se presentan dentro de la estructura, ya que pueden llegar a comprometer la integridad de los cultivos y hacer que merme su productividad.

En algunos casos, los agricultores se han dado a la tarea de cubrir los invernaderos con plásticos cada vez más blanquecinos o menos translúcidos a fin de disminuir los altos niveles de radiación. En la actualidad los colores de las películas plásticas que se pueden encontrar en el mercado son muy diversos.

Pueden ir desde los más tradicionales como claros y transparentes, hasta los más oscuros y opacos u otros que pueden ofrecer tonos negros, azules, rojos o verdes, que actuarán de forma diferente en cada ciclo de cultivo. En esta oportunidad, daremos una breve descripción de los plásticos transparentes, difusos y luminiscentes, ya que son los más utilizados y las soluciones ideales para una gran variedad de cultivos y climas.

Plásticos claros, difusos y luminiscentes de uso agrícola

  • Plásticos claros de uso agrícola

Son láminas de plástico que gracias a su grado de nitidez permiten tener una visibilidad casi completa del cultivo que esté debajo. Por ejemplo, si se trata de plásticos que se utilizan para cubrir sembradíos que están ubicados en estructuras como invernaderos o túneles, los agricultores fácilmente pueden ver y monitorizar sus cultivos con solo echar un vistazo desde afuera.

Generalmente estas láminas de colores claros o transparentes tienen un porcentaje de difusión solar de entre 10 y 25%.

  • Plásticos difusos de uso agrícola

Al igual que las láminas claras de plástico, estos films permiten que la luz del sol entre. Sin embargo, la visibilidad no será tan nítida o será más “turbia”.

Una de las ventajas de este tipo de plásticos es que ayudan a dispersar la luz que entra de una manera más eficaz. El porcentaje de difusión de este tipo de láminas suele estar entre los 35%, 55% y 75%.

Algunos agricultores prefieren este tipo de plásticos difusos porque así minimizan la posibilidad de que se produzcan sombras indeseadas dentro del cultivo de invernadero o que, por la incidencia casi directa del sol, las plantas resulten quemadas y, por tanto, ofrece un entorno de crecimiento muy estable para casi cualquier cultivo.

Asimismo, se ha comprobado que usar plásticos difusos hacen que las plantas sean mucho más eficientes durante su proceso de fotosíntesis al haber una mejor distribución de los rayos del sol y una actividad igual en toda la zona de cultivo del invernadero.

Al contrario, en el caso de cultivos ubicados en zonas donde la radiación solar es mayor, lo más recomendable es usar plásticos con propiedades de difusión que ayuden a evitar las sombras en el cultivo y quemaduras en las plantas y frutos.

En el caso de zonas donde hay mucha nubosidad y los niveles de radiación son generalmente bajos, lo ideal es colocar plásticos claros para aprovechar al máximo los rayos del sol.

Para mayor información, recomendamos leer nuestro artículo sobre propiedades fotoselectivas de los plásticos usados en invernaderos.

  • Plásticos luminiscentes de uso agrícola

A diferencia de los plásticos claros que dejan pasar la luz casi de forma directa y los difusos que dispersan mejor los rayos del sol evitando la formación de sombras, los luminiscentes tienen la particularidad de modificar la calidad de la luz en el espectro, básicamente en la parte violeta y visible.

Esto quiere decir que este tipo de plásticos poseen moléculas especiales que permiten absorber diversas cantidades de energía proveniente de una determinada longitud de onda, para casi instantáneamente emitirla a otra longitud de onda mayor generando fluorescencia. Cuando esto ocurre con cierto retraso, se produce entonces fosforescencia.

«Se pueden bloquear las longitudes de onda de la radiación solar como la ultravioleta y la verde, pero se puede dejar pasar otras más aprovechables para la fotosíntesis como la azul y la roja. Debido a la transmisión y alta reflexión de la luz verde-amarilla por parte de las hojas, se puede conseguir un aumento de la producción y una mejora de la calidad y, por tanto, un rendimiento óptimo», según la información reflejada en el Taller de Plástica realizado por el Grupo Armando Alvarez junto con la Universidad Earth de Costa Rica.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que todas las especies de plantas pueden reaccionar de forma diferente a cada tipo de longitud de onda solar y sufrir distintos cambios morfológicos, según su naturaleza. Por ejemplo, el número de frutos o flores antes de la producción, e incluso la longitud y el diámetro del tallo o la coloración pueden verse afectados. Lo importante es saber que estos resultados, o consecuencias, pueden producirse y, por tanto, elegir el mejor color de cubierta plástica que optimice la producción y el valor comercial del cultivo específico.

“Los nuevos plásticos agrícolas que contienen pigmentos fluorescentes pueden convertir la radiación ultravioleta en luz azul o roja (películas descoloridas) o radiación verde en luz roja (películas coloreadas naranja-rojas). Los parámetros más importantes para este tipo de plásticos son la transmisión de luz total, la distribución espectral, el efecto fluorescente y su fotoestabilidad”, de acuerdo a Enríque Espí en su publicación “Materiales de cubierta para invernaderos”.

En la actualidad, los productores agrícolas pueden encontrar en el mercado una gran variedad de estos plásticos con características luminiscentes. Sin embargo, suelen tener un precio elevado y no son fácilmente accesibles como los plásticos transparentes o difusos habituales. Los efectos muy específicos que tienen estos plásticos luminiscentes sobre el cultivo han limitado su uso a cultivos muy especializados y a la producción a pequeña escala.

¿Cómo se establecen los porcentajes de difusión de un plástico?

Hay varias maneras de hacerlo, las más comunes son utilizando un mapa de radiación solar para tener una idea más clara, hacer una evaluación exhaustiva del sitio donde se colocará ese plástico para así determinar su desempeño conforme va transcurriendo el tiempo y evaluar las condiciones del clima en cada región donde haya cultivos, estos datos generalmente los pueden facilitar los encargados de las estaciones meteorológicas más cercanas del sitio.

¿Por qué es tan popular el plástico transparente?

Una de las creencias más populares entre muchos productores agrícolas es que mientras más luz del sol le entre al terreno de cultivo, mucho mejor, y es por eso que generalmente se ven cultivos en invernaderos donde solo se emplean plásticos muy transparentes o tipo cristal.

Si bien la luz del sol es crucial para que el cultivo prospere, lo cierto es que cuando se trata de invernaderos esto implicará un aumento de temperatura en mucho menor tiempo y un riesgo de quemaduras en la planta en función de su estado y la estructura que las protege.

Para evitar escenarios catastróficos, es crucial comprender las condiciones que necesitan las plantas para crecer y saber cómo influye el color de los plásticos en el desempeño del cultivo.

¿Cuáles son las ventajas de usar estas cubiertas de plástico en los cultivos?

Es bien sabido que cuando los productores agrícolas utilizan plásticos, en este caso claros o difusos, los cuales cuentan con excelentes propiedades de transmisión de luz, contribuyen a que la temperatura del cultivo esté mejor balanceada para potenciar la calidad de los productos.

Asimismo, se logra mejorar el color de los frutos y se evitan quemaduras en las plantas, haciéndolas más uniformes gracias a sus propiedades ópticas.

Dependiendo de las necesidades del cultivo, los periodos de crecimiento pueden adelantarse, acortarse o alargarse para obtener mejores rendimientos y beneficiarse de la oportunidad de atender a diferentes ventanas de venta comercial. Hay un mejor control del microclima creado dentro de una estructura de invernadero y los efectos de los eventos climáticos adversos pueden ser controlados más eficientemente.

Para obtener mayor información acerca de este tema, recomendamos revisar nuestro artículo sobre cubiertas plásticas de agricultura: evolución, principales desafíos y aplicaciones.

¿Cuál es la diferencia entre la luz directa y luz difusa?

Además del color de los plásticos, otros conceptos que se deben manejar cuando se trata de los cultivos es el de la luz solar y los tipos de luz natural que existen: la directa y la difusa.

La luz directa tiene que ver con los rayos directos del sol y la difusa con las ondas dispersas de luz. En este caso, cuando en los cultivos se colocan plásticos agrícolas se hace con el objetivo de transformar esa luz directa en difusa y esto se logra cuando los rayos atraviesan un material translúcido.

La luz difusa también se puede producir de forma natural gracias a la dispersión generada por la atmósfera o las nubes. Sin embargo, para efectos de los cultivos cubiertos, siempre es mejor asegurarse que todo esté bajo control utilizando películas plásticas.

¿De qué color deben ser las cubiertas plásticas de invernadero?

Todo va a depender del uso que se le vaya a dar al invernadero. Por ejemplo, en el caso de utilizar el invernadero para germinar semillas o plantas de inicio, que posteriormente serán trasladadas al exterior, la recomendación es emplear una película plástica incolora que permita la entrada de una mayor cantidad de luz solar directa, con el objetivo de incrementar la temperatura del terreno de cultivo e impulsar el proceso de germinación.

Emplear plástico incoloro en los invernaderos tiene muchas ventajas como, por ejemplo, emitir luz directa a la estructura para calentar el terreno, mientras se proporciona una temperatura adecuada para que las semillas broten. Cuando esto sucede, generalmente las plántulas crecen rápido y fuertes y se pueden trasladar sin inconvenientes a un terreno ubicado al aire libre.

Ahora bien, una desventaja de usar plástico incoloro en los invernaderos, en comparación con las películas más opacas, es que al tener la luz ingresando de manera directa hace que se creen puntos calientes, mientras hay otros puntos más fríos donde las plantas quedan en la sombra. Asimismo, puede generarse un entorno donde el exceso de calor es el protagonista, quedando atrapado dentro de la estructura del invernadero y comprometiendo la integridad del cultivo.

Con la cobertura plástica con un % de opacidad, generalmente fabricada con polietileno o fibra de vidrio, se minimiza este riesgo de incremento de calor en zonas o épocas de excesiva radiación solar, ya que contribuye a dispersar de una manera más uniforme las ondas de luz solar, llegando a todas las áreas del invernadero, reduciendo el desarrollo de esporas de hongos, así como la propagación de insectos y haciendo que la fotosíntesis sea más eficiente, lo que se traduce en un crecimiento óptimo del cultivo.

Las cubiertas plásticas más difusas son ideales cuando se tienen cultivos verticales y de vegetales altos. Sin embargo, como punto negativo, hay que estar muy seguro de que no tendremos problemas de luz en el cultivo durante el año ya que, en general, los plásticos opacos restan luz de manera global.

Dependiendo de la región donde se encuentren los cultivos a través de invernaderos, uno de los aspectos que más preocupa a los productores agrícolas es poder controlar las altas temperaturas que se presentan dentro de la estructura, ya que pueden llegar a comprometer la integridad de los cultivos y hacer que merme su productividad.

Para obtener más información acerca de algunos estudios que se han desarrollado para determinar la incidencia del color de cubiertas plásticas de invernadero, recomendamos ingresar aquí.

 

Photo by Nguyen Thu Hoai on Unsplash

The color of plastic covers for greenhouses. Photo by Nguyen Thu Hoai on Unsplash

En el caso de ser fotoselectivo el plástico, ¿afecta el color de nuestra cubierta plástica de invernadero?

Juan Antonio García, Gerente de Producto de Cubierta de Invernadero del Grupo Armando Álvarez, en España, señala que cuando se trata de un material plástico fotoselectivo, el color puede afectar directamente a los procesos de la planta y consecuentemente al fruto y su producción; brotación, desarrollo folicular, floración, color del fruto, reducción de enfermedades, etc.

En cambio, cuando no es un material plástico fotoselectivo, que son los ejemplos que comentábamos anteriormente, “este afectará principalmente a la transmisión de luz global o la cantidad de luz que entrará en el invernadero. Por supuesto que esa cubierta no fotoselectiva también influirá de manera determinante en numerosos procesos de la planta, pero no por su color, sino por el tipo de formulación del producto (difusión, aditivación…etc)”.

Para obtener más información acerca de este tema, recomendamos leer nuestro artículo sobre la importancia de las propiedades fotoselectivas de los plásticos usados en invernaderos.

La importancia de los plásticos en los cultivos agrícolas

El uso de cubiertas plásticas en la agricultura continuará creciendo y ganando popularidad gracias a sus múltiples beneficios para los agricultores.

Cada vez son más las empresas que se encargan de fabricar plásticos diseñados específicamente para cubrir los requerimientos actuales de los agricultores, además de invertir constantemente en tecnología de punta para desarrollar este tipo de cubiertas.

De ahí la importancia de monitorizar y refrescar los procesos que intervienen para alcanzar un alto nivel de calidad en los plásticos agrícolas, ya que como resultado tendremos films que permitan mejorar las cosechas, ahorrar costes de producción (disminuyendo inversión en pesticidas, consumo de agua, electricidad, entre otros) y proteger las zonas destinadas para los cultivos.

Si tienes cualquier duda o pregunta sobre cómo elegir el plástico adecuado para tus cultivos, contáctanos sin ningún compromiso.

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.