Anuncio

Seleccionar página

Agricultura Vertical: de qué se trata, pros y contras

Agricultura Vertical: de qué se trata, pros y contras

En la actualidad son diversos los aspectos que han entrado en juego para dar paso a la transformación de los procesos agrícolas que se venían desarrollando regularmente. En este caso, una de las tendencias que está ganando cada vez más fuerza es la agricultura vertical de la cual hablaremos en este post.

Hasta hace poco, hablar de agricultura nos llevaba a pensar de inmediato en las grandes compañías agrícolas poseedoras de muchas hectáreas de terreno destinadas, en gran parte, a invernaderos con una capacidad asombrosa de producir una gran variedad de alimentos. Sin embargo, como todo en la vida es una constante, este campo no es la excepción. Desde hace algunos años son más los agricultores experimentados y aficionados quienes se encuentran en una continua búsqueda para desarrollar nuevas alternativas que permitan crear un modelo de agricultura más sostenible.

¿Qué es la agricultura vertical?

Es una alternativa que busca aprovechar al máximo los espacios verticales con la finalidad de producir una gran variedad de alimentos. Aunque en la actualidad no existen muchas opciones para este tipo de cultivo, en varios países se están dando los primeros pasos para comenzar a construir estructuras, como rascacielos, que permitan explotar este tipo de práctica. La agricultura vertical surge como una opción viable a la degradación de los suelos y el aumento indetenible de la población.

Sin embargo, uno de los retos de la agricultura vertical es tratar de modificar los paradigmas establecidos y mundialmente aceptados del espacio y la luz solar. Con esto nos referimos a que desde que el hombre comenzó con el arte de la agricultura, siempre lo hizo de una manera horizontal y buscando la manera de aprovechar al máximo la luz solar, por lo que tratar de que los agricultores comiencen a ver este proceso desde una perspectiva distinta, hacia arriba, y utilizando otros métodos de iluminación que potencien la fotosíntesis en las plantas, representa todo un desafío.

La buena noticia es que al demostrar que la agricultura vertical posee muchos beneficios, sobre todo en las grandes ciudades donde el espacio horizontal es limitado, las piezas comenzarán a encajar y todo resultará mucho más sencillo.

La tecnología: clave para el desarrollo de la agricultura vertical

Gracias a la tecnología, la agricultura vertical puede recrear la luz necesaria, la humedad, y los niveles de CO2 para cultivar, por ejemplo, una planta de albahaca como si estuviéramos en Génova, Italia. Esto es precisamente lo que hizo Square Roots en Nueva York, una de las empresas innovadoras en este negocio de la agricultura vertical que cultiva en contenedores en Brooklyn haciendo uso de tecnología de punta para poder suplir las bondades de la naturaleza necesarias para cada cultivo.

Este negocio ya se ha convertido en un boom millonario con un valor global estimado para el 2023 de 6.4 millones de dólares, según Jeffrey Landau de Agritecture Consulting. Un negocio en donde las grandes distribuidoras de alimentos quieren participar por razones como:

  • Producir localmente alimentos frescos
  • Poder comercializarlos más rápidamente
  • Cosechar en cualquier época del año
  • Olvidarse de pesticidas y de las consecuencias del mal tiempo en los cultivos

Pero no todo es color de rosa, el principal contra de este negocio son los los altos costes de producción – sobre todo por la iluminación – y, por otro lado, la gama limitada de alimentos que se pueden cultivar hasta el momento.

Además de la agricultura vertical, una muestra de lo que pueden hacer las comunidades cuando unen esfuerzos es aprovechar los espacios abandonados en las grandes ciudades para potenciar la agricultura urbana. Este es el caso en Detroit, Estados Unidos, surgió la oportunidad de aprovechar varios kilómetros de tierra fértil para revivir su economía transformando el antiguo parque industrial en un paraíso agrario. Para más información recomendamos leer nuestro artículo Agricultura Urbana.

Aunque hay quienes aún no están convencidos de esta alternativa agrícola, lo cierto es que expertos en la materia, como el ecologista Dickson Despommier, considerado el padre de la agricultura vertical, creen que esta manera de hacer agricultura es legítima y totalmente válida para el medio ambiente, ya que al cultivar verticalmente la energía utilizada y la generación de residuos disminuyen considerablemente, promoviendo así el uso de alternativas verdes que contribuyan a potenciar la productividad y la calidad de los cultivos.

Lo ideal es que las comunidades sean capaces de crear un entorno propicio que les permita sustentarse produciendo sus propios alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.