Baler twine
Ensilaje Ganaderos

Hilo para empacar: qué es, ventajas y caso de estudio

Muchos productores agrícolas coinciden en que el hilo para empacar surgió como una excelente opción para solucionar la necesidad que tenían los ganaderos de recoger y almacenar parte de las cosechas de cereales, las cuales sirven de alimento para el ganado. La idea, además de organizar y almacenar mejor el alimento del ganado, es poder darle más espacio al ganado para pastar y moverse dentro del terreno.

Los usos que se les pueden dar al hilo para empacar son diversos. En la actualidad algunos agricultores, además de usarlo para empacar los fardos de alimento del ganado, adoptaron la idea de sustituir el alambre metálico de sus cercas por hilo para empacar, de esta manera logran mantener a los animales resguardados y separados, pero sin el riesgo de que se lastimen por el metal.

Materias primas de los hilos para empacar

Una de las bondades del hilo para empacar es que está fabricado a partir de polímeros plásticos, que lo hacen más manejable, seguro, práctico, amigable con el medio ambiente y un gran aliado en el ahorro de capital.

Son diversos los componentes que se emplean en el proceso de producción del hilo para empacar, dentro de las principales materias primas están el polipropileno (PP), el cual viene a ser la base que asegura los requerimientos necesarios para obtener un hilo de alta resistencia y suavidad, que además se adapte perfectamente a su uso final.

También está el colorante que sirve para otorgarle al hilo el color deseado, de acuerdo a las necesidades del cultivo o los materiales a empacar. Una vez que se ha elegido el color, se deberá ajustar el nivel de protección UV, para lo cual se emplean aditivos UV que ayudan a proteger al hilo para empacar de su degradación prematura como resultado de la radiación ultravioleta.

Proceso de producción del hilo para empacar

Para producir el hilo para empacar es necesario transportar la materia prima requerida hasta el sistema de dosificación, donde se regularán los porcentajes que actúan en la mezcla.

Luego se realiza la extrusión para fundir las materias primas, aplicando presión y temperatura mientras pasan por la máquina extrusora. Cuando el material se ha fundido comienza a fluir por un cabezal plano hasta formar una lámina de PP.

Se procede con el calandrado para enfriar y estabilizar la lámina resultante de PP fundido, a través de un sistema de rodillos refrigerados. Se hace el corte de la lámina mediante unas cuchillas que la seccionarán en cintas de diversos anchos, dependiendo del tipo de hilo que se esté fabricando.

Seguidamente se hace la orientación para estirar el material a temperatura media, aumentando su tenacidad, elongación y resistencia. Posteriormente unos rodillos estabilizan y atemperan la cuerda durante el enfriamiento para evitar tensiones residuales internas en el hilo bobinado.

Se debe verificar la suavidad para mejorar la manejabilidad y flexibilidad del hilo obtenido, haciéndolo menos rígido y más funcional. Dependiendo del requerimiento, hay hilos que se fibrilan para dejarlos como una malla y otros que se rayan para dejarlos con la estructura de un cordel.

Luego se tuerce hasta adquirir el conformado cilíndrico de una cuerda, aumentando la resistencia a la rotura. El número de torsiones por metro dependerá del tipo de cuerda. Finalmente se embala para formar una bobina y se paletiza para su posterior comercialización.

En la actualidad son diversas las compañías que confeccionan hilo para empacar, sin embargo, Reyenvas, conocida empresa española del grupo Armando Alvarez, se transformó en el primer productor en España de hilos y rafias de polipropileno. Sus productos están diseñados especialmente para usarse en máquinas empacadoras, estando homologados por los principales fabricantes mundiales de este tipo de maquinaria.

La empresa ha ido evolucionando junto con el sector de las empacadoras, con la finalidad de ofrecer productos que cubran las exigencias del mercado agrícola actual. Sus productos, como el hilo para empacar, logran combinar una alta densidad de prensa y un metraje adecuado, que permiten obtener un costo óptimo por paca.

¿Qué propiedades debe tener un hilo para empacar de calidad?

  • Protección UVI, adaptada según los requerimientos de la región donde se vaya a usar.
  • Que esté confeccionado a partir de materias primas seleccionadas de alta calidad.
  • Tener resistencia al nudo, lo cual es un factor determinante en los títulos gruesos, ya que garantiza una alta densidad de prensa.
  • Mantener una calidad constante y homogénea.
  • Tener un bobinado perfecto que logre optimizar el espacio dentro del cajetín de la máquina donde se colocará.
  • Ser suave, esto le permitirá conseguir más agarre al nudo y reducir el desgaste de la máquina al haber menor fricción.
  • Ayudar a que el trabajo se haga más rápido sin perder la efectividad.

Durabilidad de los hilo para empacar

Es uno de los aspectos más relevantes a tener presente, junto con la resistencia a la degradación por efecto de la radiación UV del sol de una cuerda. De ahí la importancia de que cuando se está elaborando una cuerda, se haya definido el color de la misma y la zona de exposición donde se usará, ya que la radiación solar variará en cada país.

Para conseguir la duración y resistencia UV necesaria para cada uso, generalmente se aportan diferentes cantidades y tipos de aditivos estabilizantes (anti-UV). Los colores del hilo para empacar que se pueden encontrar en el mercado son diversos (azules, verdes, amarillos, naranjas), todo va a depender del uso que se le vaya a dar y el tipo de máquina empacadora al que vaya destinado.

El color más estable y duradero es el negro, siendo uno de los más extendidos, especialmente en climas de alta radiación solar.

Si bien es importante tener en cuenta el tipo de máquina donde se empleará, y que esta sea de alta tecnología, también es fundamental seleccionar con mucho cuidado el tipo de hilo para empacar que permita explotar al máximo las bondades de las últimas maquinarias y herramientas innovadoras que se encuentran en el mercado.

Atributos a considerar en un hilo para empacar:

  • Tenacidad.
  • Peso y dimensiones correctas, al igual que una relación peso metro. Tener en cuenta el peso con respecto al metraje porque permitirá cargar más bobinas de hilo en las máquinas, ahorrando tiempo para el proceso de ensilado.
  • Resistencia y elongación en la rotura. Especialmente importante cuando se aplica a forraje prensado.
  • Título de fabricación.
  • Durabilidad.

Todos estos atributos se pueden evaluar en el etiquetado de las bobinas de hilo para tener una idea más clara y definida del uso que se le dará. De esta manera se puede tomar la decisión más inteligente que permita obtener el mayor provecho de las máquinas de última tecnología.

Cuando se trata de usar el hilo para empacar, por ejemplo, en pacas cuadradas, existe una tendencia de valerse de empacadoras más grandes y más presurizadas, las cuales demandan calidades más pesadas y fuertes al usar cuerdas gruesas de entre 130 a 450 m/kg.

En el caso de las empacadoras de pacas redondas, se requieren hilos que no estén anudados, por lo que la resistencia del lazo no es un factor relevante. Acá es común el uso de mallas de empaque de hilos finos de 600 a 750 m/kg. Cuando se trata de forraje prensado, que requiere hilos extra-gruesos de unos 80 a 100 m/kg., existen hilos diseñados para piezas de forraje que aplican una presión muy alta y requieren una mayor resistencia en el cordel.

Para obtener más información sobre este tema, recomendamos leer nuestro artículo sobre la última tecnología en maquinarias y el hilo para el empacado.

Pruebas realizadas al hilo para empacar

Si bien el hilo para empacar fabricado por la empresa Reyenvas, del Grupo Armando Alvarez, ha ido ganando adeptos por sus estándares de calidad y gran versatilidad, hay quienes han tomado la iniciativa de hacer pruebas para que otros agricultores vean lo que estos hilos pueden hacer, una vez que se colocan en las máquinas empacadoras.

 

Tal es el caso del Youtuber, One Lonely Farmer, quien realizó una prueba a través de un video demostrativo con el Max2Twine, PowerPress y el Black Label Twine que está fabricado con material post-industrial reciclado, los tres productos de Reyenvas.

Activó dos empacadoras a las que les colocó dos cuerdas, una de color negra reciclada (Black Label Twine) y la otra de color azul virgen (PowerPress). Al activar la maquinaria el hilo azul se desempeñó muy bien y no llegó a presentar inconvenientes mecánicos como, por ejemplo, que el hilo se quedara atascado entre el sistema.

En el caso del Black Label Twine – reciclado – destacó que sin hacer ajustes a la maquinaria, obtuvo excelentes resultados en términos de la densidad de las pacas y en general con cero problemas con el hilo. Logró empacar un total de 192 pacas. A continuación, colocamos el video completo que muestra con detalle los resultados obtenidos durante la prueba.

No hubo inconvenientes con la maquinaria al momento de hacer el corte del hilo, ya que los hilos para empacar de Reyenvas se desempeñaron bastante bien.

Hilos para empacar recomendados:

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.